Menú de capítulos

Ubicación del proyecto: Antofagasta.

Proyecto: Barrio Estación, distrito de diseño.

Reconocer y proyectar a través del diseño la potencialidad económica y social que tiene un territorio como el Barrio Estación, referente clave y emblemático de la cultura urbana de Antofagasta.

Unidad vecinal 27.

El Barrio Estación de Antofagasta es uno de los lugares con mayor capital simbólico de la ciudad. Allí floreció el comercio, fue el espacio que acogió a obreros de las salitreras, a sus mujeres, a familias trabajadoras y a esforzados comerciantes. Los vecinos llevan con orgullo el sello del barrio y las casas y construcciones tradicionales le dan carácter al sector. Pero uno de los componentes más emblemáticos del lugar son sus habitantes; todavía viven ahí familias en la misma casa que sus abuelos, con ventanas de fierro forjado y árboles añosos que señalan en silencio el paso del tiempo. Allí se teje a crochet, se le pide a San Evaristo, se hacen reuniones en el club deportivo y, sobre todo, se comparte y se celebra lo que haya que celebrar.

El proyecto “Barrio Estación, distrito de Diseño” surgió entre una taza de café, un puñado de papeles y una nítida conciencia patrimonial: “¿qué pasaría si pusiéramos el diseño al servicio del barrio para potenciar la conciencia comunal?” fue la pregunta que activó el proyecto. Y fue mucho lo que pasó. Comenzó una actividad febril articulada por directivos de la carrera de Diseño Gráfico del Instituto Profesional Santo Tomás en conjunto con la Unidad Vecinal número 27 y una serie de actores que se fueron sumando y levantando en conjunto hitos interesantes que acordaron desarrollar.

Los vecinos, potenciados y entusiastas, se adjudicaron un proyecto CORFO de innovación social con el que se realizaron las primeras acciones que beneficiaban a toda la comunidad asociada al programa.

El primer proyecto fue realizar jornadas de mapeo comunal, detectando los hitos -materiales e inmateriales- en los que los vecinos se vieran reflejados: aquello de lo que había que hablar, aquello que había que rescatar, lo que había que mostrar, lo que había que potenciar…

El trabajo lo realizaron los propios vecinos, acompañados por diseñadores, antropólogos, urbanistas, artistas plásticos y otros profesionales que fueron rescatando lo que los vecinos iban destacando. Una vez acordados los hitos, se les encargó a los alumnos de Diseño Gráfico generar una marca barrial y una cartografía del sector.

El entusiasmo iba creciendo y fueron sumándose nuevos actores. El objetivo era configurar un sistema de trabajo que integrara a vecinos, nuevos residentes y locatarios, que se constituyeran como una de las partes para proyectar el modelo de desarrollo que querían implantar. El trabajo se realizaría en conjunto con la red de amigos del barrio, que integraría a instituciones vecinas, como por ejemplo, el Instituto Profesional Santo Tomás.

Poco a poco se ganaron las confianzas y se comenzaron a abrir las puertas: los alumnos toman té en las casas de los vecinos y ven las tazas de las abuelas, los papeles murales, los cuadros y fotos antiguas, los muebles de maderas nobles. Las formas, colores, olores, preparaciones, oficios y tradiciones se roban el libreto y comienza un despliegue creativo que permite tomarle el pulso al barrio, hacerle justicia en las imágenes, valorar las historias y glorificar las recetas de antaño. Se comprende y se comparte.


Barrio Estación fue un laboratorio de producción de elementos de diseño. Como profesor, me permitió asistir a la maravilla de ver a los alumnos entusiasmados. Como artista, trabajar con imágenes simbólicas fue un aliciente para la creatividad. Como persona, pude ver que acciones muy simples pueden generar frutos y cambiar la vida de las personas.

Alexis Díaz
Coordinador del Proyecto

La comunidad materializa sus ideas.

Los proyectos se transformaron en programas concretos y comenzó la acción. La cartografía y la marca barrial que desarrollaron los alumnos comienza a aplicarse en distintas instancias y actividades. Se imprimen y distribuyen mapas a los vecinos y a potenciales usuarios del barrio. Se implementa una ruta patrimonial y se celebra el Día del Patrimonio haciendo visible la singularidad del Barrio Estación; para esto, el entonces Consejo Nacional de la Cultura y las Artes capacita a los vecinos en gestión patrimonial y realiza una charla que cuenta una experiencia similar a la que allí se estaba viviendo: la del barrio Yungay en Santiago dando un ejemplo de la potencial replicabilidad del programa. También se celebra el Día del Patrimonio de Niños y Niñas, realizando un concurso de dibujo y pintura infantil y rescatando juegos tradicionales.

El barrio también se piensa como un polo de diseño y creatividad y se invita a la diseñadora del Centro Metropolitano de Diseño de Buenos Aires, Analía Cervini, quien da una charla abierta a la comunidad y luego se reúne con los diseñadores locales. Prontamente se decide realizar un registro de las actividades, desarrollando piezas audiovisuales.

Una de las actividades artísticas más notables es la realización de una cadena humana que rodea el barrio, pensada como una manera de delimitarlo físicamente y contribuir al sentido de comunidad. Otra, fue la realización con las vecinas de un mapa textil del barrio hecho con retazos, obra que fue el pie del logotipo definitivo del Barrio Estación.

Además de los alumnos de Diseño Gráfico, el proyecto Barrio Estación comenzó a permear otras carreras y se sumaron a las actividades los alumnos de Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena, detectando una de las tradiciones más importantes: el famoso Plato Único, una preparación de tallarines y carne a la boloñesa que se sirve cada vez que se efectúa una acción solidaria. Esto permitió el desarrollo y publicación del libro “Plato Único” que rescata las recetas del barrio. Se diseñaron además fachadas de negocios locales, señaléticas para lugares patrimoniales, se realizaron exposiciones en el espacio público y productos de identidad corporativa para potenciar el comercio local.

El proyecto Barrio Estación es probablemente uno de los más ricos exponentes de la co-creación, uno de los fundamentos de la Innovación Social. Aquí nadie quedó indiferente, nadie quedó excluido y todos fueron tocados por la mano del entusiasmo generando una dinámica única y vibrante, generando barrio, construyendo comunidad, vitalizando la ciudad.

Los resultados del proyecto Barrio Estación se materializaron tanto de manera intangible -como la creación de múltiples relaciones entre la comunidad y las instituciones socias- como en dispositivos creativos concretos que dan cuenta del éxito del programa.

Proyecto: Barrio Estación, Distrito de Diseño.

Fecha de realización: 2017.

Ámbitos de acción: Diseño y publicidad.

Foco objetivo: Realizar intervenciones innovadoras para potenciar económica y socialmente un territorio como el Barrio Estación, referente clave y emblemático de la cultura urbana de Antofagasta.

Comunidad beneficiada: Vecinos, usuarios y actores claves del Barrio Estación.

Carreras involucradas: Diseño Gráfico y Diseño Publicitario Multimedial, con apoyo de la carrera de Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena.

Lugares en los que se realizó: Antofagasta.
2000 usuarios beneficiados de manera directa e indirecta.

Entidades colaboradoras: Marchant SPA, Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Creo Antofagasta, QMB, CORFO.

Actividades realizadas: Identificación de un núcleo de creativos/emprendedores existentes en la ciudad de Antofagasta / Desarrollo de una estrategia de trabajo participativo con vecinos / Diseño e implementación de tres actividades de puesta en valor patrimonial / Recuperación de patrimonio intangible / Desarrollo de marca desde el diseño con 30 emprendimientos locales / Capacitación a vecinas de productos con valor agregado de diseño / Desarrollo de campaña de difusión de identidad de tres Clubes Deportivos / Apoyo a cuatro tesis de diseño en base al desarrollo de emprendimientos creativos asociados al barrio / Difusión de emprendimientos de industrias creativas vinculadas al barrio / Comercialización de productos de diseño.

Proyecciones: Evaluar el potencial de proyección en otros barrios de la ciudad / Elaborar y aplicar set de metodologías, programas y módulos de capacitación en desarrollo territorial barrial para ofertar a entes públicos y privados que trabajen con barrios de carácter cultural a escala comunal, provincial y regional.

225 alumnos participantes.

Fin del capítulo